Encuentro Independiente de Música Antigua - EIMA 2017

Encuentro Independiente de Música Antigua - EIMA 2017
André Rochefort, Moisés A. Bittner, Octavio Tenorio, Ruth Robles, Moiver Ocayo, Claudio Contreras, Ana Neumann, Rolando Belmont

jueves, 14 de enero de 2016

VIOLÍN

El violín (etimología: del italiano violino, diminutivo de viola o viella; del latín medio vitula, que significa instrumento de cuerdas) es un instrumento de cuerda frotada que tiene cuatro cuerdas. Es el más pequeño y agudo de la familia de los instrumentos de cuerda clásicos, que incluye la viola (da braccio), el violonchelo y el contrabajo, los cuales, salvo el contrabajo, son derivados todos de las violas medievales, en especial de la fídula.
En los violines antiguos, las cuerdas eran de tripa. Hoy pueden ser también de metal o de tripa entorchada con aluminio, plata o acero; la cuerda en mi, la más aguda ―llamada cantino― es directamente un hilo de acero, y, ocasionalmente, de oro. En la actualidad se están fabricando cuerdas de materiales sintéticos que tienden a reunir la sonoridad lograda por la flexibilidad de la tripa y la resistencia de los metales. 




Además del efecto logrado por el arco, se pueden conseguir otros efectos: pizzicato (pellizcando las cuerdas como si se tratase de una guitarra, pero no con la misma posición), trémolo (moviendo el arco arriba y abajo muy rápido), vibrato (haciendo vibrar los dedos sobre las cuerdas), glissando (moviendo la mano izquierda arriba y abajo sobre las cuerdas), col legno (tocando con la parte de madera del arco), sul ponticello (tocando prácticamente sobre el puente). 

Las partituras de música para violín usan casi siempre la clave de sol, llamada antiguamente «clave de violín». 



La genealogía que lleva al violín actual es más compleja. Se encuentra en el frotamiento de las cuerdas del laúd y el rebab ―y su versión europea, el rabel―, instrumentos difundidos en la Europa mediterránea durante la expansión medieval de los árabes. En Italia, a partir de la lira bizantina o el rebab, surgen los antecedentes más evidentes, tanto del violín como de la llamada viola da gamba; son tales precedentes la viola de arco (nombre que se utilizaba para todo instrumento de cuerda frotada con arco, como el rebec o rabel, y que también recibe las denominaciones de viela, vihuela, vihuela de arco, fídula y giga) y la lira o viola da braccio, esta ya muy semejante a un violín o viola primitivos, aunque con el diapasón separando los bordones.

Es en el siglo XVII que aparece el violín propiamente dicho, aunque con algunas diferencias respecto a la mayoría de los violines que se vienen fabricando desde el siglo XIX. La tapa superior y las tablas laterales se hacen de madera blanda, mientras que la tapa inferior se hace de madera dura. La ciudad de Cremona se hallaba entre un bosque de pinos (madera blanda) y uno de arces (madera dura), por lo que estas maderas eran las usadas por los grandes maestros violeros. El arco ha sufrido muchas modificaciones. El modelo actual data del siglo XIX, cuando François Tourte le dio una curvatura cóncava, que en los modelos más primitivos era convexa, como la del arco de cacería.




Aunque en el siglo XVII el violín (violino) se encontraba bastante difundido en Italia, carecía de todo prestigio (el laúd, la vihuela, la viela, la viola da gamba, la guitarra, la mandolina eran mucho más considerados). Sin embargo, Claudio Monteverdi es uno de los que descubren la posibilidad de las calidades sonoras del violín, y es por ello que lo usa para complementar las voces corales en su ópera L'Orfeo, favola in mvsica (1607). Desde entonces el prestigio del violín comienza a crecer.

Los primeros violines y violas se sostenían contra el lado izquierdo del pecho, bajo el hombro. Ya en el siglo XVIII, la posición era un poco más arriba, sobre el hombro, con el mentón haciendo contacto ocasionalmente con el violín. Las mentoneras y apoyos de hombro no eran utilizados, la mentonera usada universalmente en los violines modernos no fue inventada hasta el sigo XIX. Los apoyos de hombro, son una invención del siglo XX.


Puntas de tres arcos históricos. Arriba: estilo Tourte, finales del siglo XVIII. 
Al medio: arco largo cuello de cisne, modelo principios del siglo XVIII. 
Abajo: punta de pica, modelo del siglo XVII.


Otros nombres para el violín barroco son:


Barockvioline (alemán)
violino barroco (portugués)
violino barocco (italiano)
violon baroque (francés)
baroque violin (inglés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario